Una organización colombiana de salud pública presentó una demanda para que se suspenda la publicidad de IQOS

Declaración de Patricia Sosa, Directora de Programas para América Latina y el Caribe, Campaign for Tobacco Free Kids
27 de mayo de 2019

WASHINGTON, DC – Una importante organización colombiana de salud pública presentó una demanda contra las autoridades por no proteger a los colombianos y colombianas de la agresiva publicidad del producto de tabaco calentado IQOS de Philip Morris International.

La demanda, presentada Viernes en el Tribunal Administrativo de Bogotá por la organización local Asociación Colombiana de Educación al Consumidor - Educar Consumidores, alega que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ha permitido a Philip Morris promover su producto de tabaco calentado IQOS desde 2017, a pesar de que la publicidad de tabaco está prohibida por ley en Colombia. De hecho, la prohibición de publicidad y promoción de tabaco ha sido ratificada por el Tribunal Constitucional de Colombia.

Anteriormente, Educar Consumidores había presentado numerosas quejas ante la SIC por la venta y promoción de IQOS, pero los esfuerzos hasta el momento fueron en vano. La organización afirma que esta inacción de la SIC ha dejado a los jóvenes y a quienes no consumen tabaco vulnerables a la comercialización engañosa de un producto riesgoso y altamente adictivo.

La evidencia presentada en la demanda muestra una amplia promoción de IQOS en bares, festivales de música y restaurantes locales, así como a través de contenido que ha sido publicado por influencers en las redes sociales. La evidencia recolectada en Colombia es similar a las acciones publicitarias de IQOS observadas en otros lugares del mundo.

Reuters informó recientemente que Philip Morris está utilizando jóvenes influencers en varios países para comercializar su producto de tabaco calentado IQOS, un producto que, según la compañía, se comercializa solo para adultos fumadores. Sin embargo, una investigación de 2018 reveló que las cuatro principales compañías tabacaleras trabajan con influencers en las redes sociales para promover cigarrillos tradicionales. Si las compañías tabacaleras no quisieran llegar a los jóvenes y a los no fumadores, no utilizarían las redes sociales para anunciar sus productos.

Philip Morris históricamente ha engañado al público y ha hecho de todo para vender cigarrillos a los jóvenes. Ahora la compañía está haciendo lo mismo con sus productos de tabaco calentado. Los gobiernos deben garantizar que se apliquen las regulaciones existentes contra la comercialización del tabaco y que esto incluya a productos como IQOS.

Las compañías tabacaleras y sus tácticas de comercialización letales siguen siendo el mayor obstáculo para frenar la epidemia mundial de tabaco que mata a siete millones de personas cada año. Sin una acción urgente, el consumo de tabaco matará a mil millones de personas en todo el mundo este siglo.